Blogia
TRATADO DE 1870

SEÑOR MINISTRO

CARTA ABIERTA (otra) AL CANCILLER REINALDO GARGANO

Señor Ministro:

Nosotros habíamos confiado en usted.

Confiamos en lo que usted aseguraba hace tan solo un año, ante muchos uruguayos residentes en España.

¿Recuerda?; usted afirmó que defendería la vigencia del Tratado de Paz, Reconocimiento y Amistad de 1870. ¿Ya lo olvidó?


El 27 de mayo del 2005 yo escribía en Informe Uruguay http://www.uruguayinforme.com/news/27052005/27052005veraemigra.htm

 

El consulado en España insta a los uruguayos que reciban cedulones de expulsión a denunciarlos en el mismo para proceder a la interposición de recursos de amparo reclamando el cumplimiento del Tratado de 1870 entre España y Uruguay.El Ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Reynaldo Gargano hizo constar en declaraciones hechas públicas que en ningún momento el gobierno de nuestro país ha renunciado a la vigencia del Tratado de 1870, entendiendo que está plenamente vigente y por lo tanto , debe cumplirse.

 

Con satisfacción decíamos que usted había sentado precedentes y nos hacíamos eco de sus palabras.

Por fin nuestro Gobierno había salido a proteger a los uruguayos que forman una inmensa colonia extrafronteras. 

 

Nuestro Canciller defendía los derechos de los inmigrantes uruguayos en España, que es defender los derechos de nuestro país.

 

Uruguay anunció que defenderá ante los tribunales de justicia hispanos a sus ciudadanos requeridos a abandonar el territorio español, en razón de la vigencia del Tratado de 1870.

 

Y lo creímos, señor Ministro; yo lo creí y por ello le di un apoyo total a su gestión.

 

Los uruguayos en España, sin distinción política lo creyeron; pero usted vuelve a sumir a nuestro país en un acatamiento imperialista del que nos considerábamos liberados desde el 25 de agosto de 1825.

 

Más de 70.000 uruguayos trabajan en España, de ellos se dice que unos 15.000 están en la ilegalidad. ¡¡¡¿Qué ilegalidad?!!!

 

En España no hay ningún uruguayo en forma ilegal, la ilegalidad la comete la Administración del Reino cuando se detiene a nuestros compatriotas sin permitirles ingresar a territorio español; es ilegal que se abran expedientes de expulsión a ciudadanos que no han cometido delitos y que tienen derechos consolidados por dos Tratados de jerarquía internacional plenamente vigentes: el de 1870 y el de 1992.

 

¿Se ha dado usted cuenta de lo que significa que el gobierno de España, que hasta hace pocas semanas se negaba a reconocer la vigencia del Tratado de 1870, haya manifestado en la primera reunión de la Comisión de Alto Nivel prevista en el Tratado General de Cooperación y Amistad de 1992, y que a instancias y por unanimidad del Congreso de Diputados de España se reunió para tratar la cuestión del régimen de entrada, trabajo y residencia de los ciudadanos uruguayos mediante la aplicación de los criterios más favorables, que reconoce la vigencia del mismo?

 

Para los uruguayos no hay lugar a ninguna duda. Los criterios más favorables se enmarcan en el Tratado de 1870.

Desde el Gobierno español ya no se insiste en que el Tratado de 1992 rectificó el de 1870 dejándolo fuera de vigencia.

Era, es una tesis que no tiene asidero legal.

 

Son muchas sentencias de Tribunales Superiores de distintas Comunidades Autónomas y es el mismísimo Tribunal Supremo quienes legitimizan en sus veredictos, la validez del Tratado de 1870.

 

Al hacerlo, señor Ministro, están destruyendo la otra interpretación a la que el Gobierno de España se aferra, como lo haría un desesperado a un clavo ardiente: la imposibilidad de cumplir con el Tratado firmado con Uruguay alegando el haber rubricado posteriormente los Tratados de ingreso a la Unión Europea.

 

¿Acaso la Administración española considera que sus Jueces son legos en la materia?

 

¡Allá ellos! Nosotros nos atenemos al tema de interés y tampoco encontramos de recibo esta justificación.

 

España no tiene argumentos y ese, señor ministro Reynaldo Gargano, es nuestro fundamento para no aceptar las condiciones que el Secretario General del Ministerio de Relaciones Exteriores, José Luis Cancela, representante de nuestro país en la Comisión Binacional de Alto Nivel, incomprensiblemente, sí que aceptó.

 

Su enviado dijo que había hallado mucha voluntad y buena disposición y amplitud de miras por parte de la representación española, en lo que consideró, fue una reunión muy positiva.

 

¿Acaso usted va a validar que el Sr. Cancela nos trate a los inmigrantes en España y a todos los uruguayos de tontos?

Yo no lo permito y le exijo una explicación sobre este asunto.

 

Soy una ciudadana uruguaya, nacida en esa tierra hermosa que hoy sufre pero que mañana, queremos creer que se erguirá como lo que es, tierra de promisión.

 

Esa tierra maravillosa tiene leyes que me permiten requerir a usted que se conciencie y, uniéndome al pedido de muchos compatriotas representados en más de medio centenar de asociaciones y casas de Uruguay, recordarle que no hay nada que negociar y mucho por exigir.

 

Usted está obligado a dar el ejemplo del Uruguay que queremos mostrar al mundo. Del Uruguay que queremos ser, soberano y respetuoso de los acuerdos y tratados internacionales, favorezcan a la nación que favorezcan en el momento en que deban aplicarse.

 

Usted está comprometido, por el cargo que ejerce, a no ceder ante presiones, chantajes, coacciones o arbitrariedades.

 

Recuerde que la investidura que ostenta no es suya; se la dieron los uruguayos, los mismos que ahora le reclaman que actúe pensando en ellos.

 

No queremos más uruguayos desterrados, pero tampoco queremos el beneficio de unos pocos, exigimos el derecho de todos; de los que ahora están aquí, en España y de los que mañana quieran venir.

 

No quiero pensar que usted no haya sido sorprendido, como lo fuimos todos nosotros, al escuchar el comentario del representante uruguayo en la comisión binacional formada para analizar, precisamente la vigencia del Tratado de 1870.

 

Señor Ministro ¿aceptará usted las responsabilidades del acuerdo por el que los uruguayos que España considera ilegales y que por derecho no lo son, dejen sus datos para que el la Administración los vuelva a estudiar ‘caso por caso’.

 

¿Sabe usted Señor Gargano, como actúa la Dirección de Extranjería española? Cuando se solicitan los permisos de residencia y trabajo, los expedientes se estudian ‘caso por caso’.

 

Estos uruguayos, que ahora nuestro gobierno pretende que se dejen inventariar, ya pasaron por ese trámite y en muchos casos les fue denegada la autorización pero ¡Señor Ministro!, usted no puede ignorar que brindar datos de domicilio es poner en conocimiento de la Guardia Civil un lugar donde entregar un cedulón de expulsión.

 

¿Sabe usted que ellos no tienen permiso de las autoridades para trabajar? ¿Realmente considera que estos compatriotas van a poner en peligro su fuente de ingreso en aras de un mal acuerdo político?

 

Queremos creer que el Sr. Cancela vino a negociar un acuerdo político. No nos sirve ni lo aceptamos.

 

Ahora exigimos que se venga a reivindicar la vigencia del Tratado de 1870 para todos los uruguayos y para ello, queremos volver a creer que usted está a la altura de lo que la Nación le reclama.


Graciela Vera


Desde Almería, el sur del norte, a mayo 18 de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Aníbal -

la pucha que es brava la uruguayita
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres