Blogia
TRATADO DE 1870

VOTO INMIGRANTE EN LAS MUNICIPALES - ¿INTERÉS REAL O PROPUESTA UTÓPICA?

 


La aspiración de los inmigrantes en España, de poder intervenir en las elecciones municipales podría consolidarse en una realidad para los comicios de la próxima primavera europea.

El condicional determina que hay incompatibilidades que aún nadie ha dicho como se salvarán.

El Partido Socialista,  -PSOE- e Izquierda Unida –IU- anunciaron que presentarán en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley para que el Gobierno impulse convenios con los países de origen, que permitan votar a los inmigrantes residiendo legalmente en España.

Si prospera la iniciativa del PSOE e IU, a los que se espera se una  a nivel parlamentario el Partido Popular, se habrá dado un importante paso en la consolidación del reconocimiento del colectivo inmigrante y seguramente deberían cambiar muchas cosas desde que  los Partidos se encontrarían conque deberán tener en cuenta otros tres millones de votos que hasta ahora, en tiempos electorales no reclamaban  promesas ni el cumplimiento de ellas. (Al  31/12/2005 había 2.738.972 inmigrantes con autorización de residencia en vigor)

Los políticos se hallarían ante el desafío de conquistar un nuevo colectivo muy complejo, tanto  como que no es posible unificarlo y que afectará resultados especialmente en las comunidades de Catalunia, Madrid, Andalucía, Valencia y Murcia.

La propuesta que será aplicable sólo a los inmigrantes que puedan acreditar una residencial totalmente legal en España es para las elecciones municipales ya que la Constitución establece que sólo los ciudadanos españoles pueden votar en las elecciones generales y autonómicas.

La modificación del régimen actual no sería aplicable a los inmigrantes que hayan conseguido la nacionalidad española, que tienen plenitud de derechos, ni a los comunitarios, que ya tienen reconocido su derecho a voto en las municipales y también a ser elegidos. 

Pero como toda buena noticia tiene su contrapartida, también en esta iniciativa hay un alerta.

Y en esta oportunidad lo dieron las asociaciones de inmigrantes que, más allá de mostrarse satisfechas con la propuesta del PSOE e IU a la que calificaron de oportuna, advirtieron que si el derecho al voto de los inmigrantes se supedita a los acuerdos de reciprocidad con los países de origen, se estaría ante pura demagogia.

La presidenta de la organización AESCO (América-España Solidaridad y Cooperación), Yolanda Villavicencio,  recordó que muchos acuerdos no llegan a consolidarse por falta de ratificación y recordó que un acuerdo que importa mucho a la importante colonia colombiana en España sobre Seguridad Social, no ha entrado en vigencia porque desde 1998  espera ser ratificado por el parlamento colombiano.

Villavicencio señaló que si ésto ocurre con países de la comunidad iberoamericana ¿que no podría suceder cuando se trate de países como Senegal?

Para  la presidenta de AESCO, la iniciativa a favor del voto inmigrante es oportuna y obligaría a los partidos a presentar propuestas concretas en favor de la comunidad extranjera, que hasta ahora no se ha beneficiado de la redistribución de la riqueza que produce, y a abandonar el discurso del miedo y las políticas populistas.

Ante esta situación se haría necesaria la reforma del Artículo 13 de la Constitución que establece:

2. Solamente los españoles serán titulares de los derechos reconocidos en el artículo 23, salvo lo que, atendiendo a criterios de reciprocidad, pueda establecerse por tratado o ley para el derecho de sufragio activo en las elecciones municipales.


Mientras constitucionalmente el derecho al voto esté supeditado a convenios de reciprocidad entre España y los países de los inmigrantes, la propuesta no deja de ser una utopía que crea falsas expectativas.

 

Graciela Vera
Almería, desde el sur del norte, agosto 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres