Blogia
TRATADO DE 1870

TRATADO DE 1870

COMENTARIOS ACTUALIZADOS SOBRE EL TRATADO DE 1870

 

 

Algo sigue fallando en lo que a entendimiento de partes pueda haber entre España y Uruguay en relación a los derechos de los ciudadanos de un país en el otro. Al menos el de los de los uruguayos en territorio peninsular.

Desde la primera y única reunión (abril pasado)  de la  Comisión de Alto Nivel que se formó para abordar lo relacionado con el régimen de entrada, trabajo y residencia de los uruguayos en España a partir de lo especificado en el Tratado de Reconocimiento, Amistad y Cooperación firmado en 1870, hemos visto como las autoridades españolas siguen insistiendo en razones que por lo burlescamente equivocadas, nuestro gobierno no debería considerar de recibo.

Después de años durante los que España realizó una tenaz  y sistemática negación de la vigencia del Tratado, en la  Comisión de Alto Nivel se produjo la aceptación de la misma por parte del representante de éste país.

Lo más sorprendente es que Uruguay no haya tomado iniciativa para pedir la aplicación inmediata y sin reservas y por el contrario haya aceptado algunas condiciones que no favorecen a nuestros intereses.

Podemos estar jugando con las cartas boca arriba sin habernos siquiera dado cuenta y sería lamentable que el que dió la mano fuera el mismo que encomendamos para defender nuestro patrimonio.

Llevamos ventaja en la partida y no sabemos o no queremos aprovecharla porque, lo único que podemos negociar es la aceptación plena del Tratado con todas las consecuencias que ello conlleva.

Vigente pero no aplicable. Resulta tan ridículo que un Estado pueda dar una explicación de esta naturaleza como que otro la acepte calladamente.

Como resulta inconcebible que un país incumpla premeditadamente las normas del Derecho Internacional aduciendo según van siendo derrumbadas sus argumentaciones, obligaciones que son fácilmente destruidas.


En abril se resolvió dar un tiempo de espera –sin límite- a que el Tribunal Supremo*1 resuelva el recurso de casación presentado por el Gobierno español pero se estimó, y ésto es lo que nos crea dudas, ‘en tanto continuar con los trabajos a nivel técnico’.

Sin saber lo que el Supremo va a dictaminar ¿se pueden planificar ‘trabajos’ en uno u otro sentido?

Nadie ignora que un fallo del Tribunal Supremo puede demorar años. En ese tiempo España seguirá diciendo ‘no’, aún a instancias de violentar sus propias resoluciones internas.

El contrincante gana tiempo y nosotros nos sentamos a esperar.

Es un momento en el que la Administración española está demasiado interesada en cerrar fronteras. Más cuando ha sido literalmente invadida por inmigrantes provenientes de los países del sur del Mediterráneo pero ello no implica el desconocimiento de Acuerdos Internacionales firmados mucho antes de los dos grandes periodos migratorios, el de españoles hacia América de la primera mitad del siglo pasado y el actual de americanos hacia España.

Nunca se  podrá resarcir todo el daño moral y económico que se ha ocasionado a los muchos ciudadanos uruguayos que han sido expulsados, hecho que conlleva consigo el impedimento de volver a España e incluso, a cualquiera de los países que conforman el espacio Schengen antes de tres años.

Precisamente, ya destronada la teoría de la no vigencia, en los acuerdos de Schengen se amparan ahora los españoles.

Sin embargo queda explícito en el articulado de este convenio entre países de la UE, que no están afectados por las restricciones impuestas los Tratados  que los Estados miembros hubiesen firmado con terceros países con anterioridad a la firma del de Schengen*2. España había firmado con Uruguay nada menos que la friolera de 116 años antes.

A nosotros, en este momento nos interesa el reconocimiento de la vigencia del Tratado –de palabra pero reconocimiento en fin- porque si nos remitimos al Reglamento de la Ley de Extranjería 2393/2003 encontramos que en su artículo primero se establece que a los efectos de la aplicación de las normas reglamentadas para las solicitudes de permiso de residencia y trabajo, quedan exentos los  Estados que tienen Tratados de Amistad con España.

Si entre Uruguay y España está vigente un Tratado de Amistad en el que se especifica que los ciudadanos de uno y otro país ‘podrán ejercer libremente sus oficios y profesiones, poseer, comprar y vender por mayor y menor toda especie de bienes y propiedades, muebles e inmuebles’, ¿porqué no se exige, por parte de nuestras autoridades, la aplicación de esta norma que es parte de reglamento interno español?

Pero España sigue insistiendo en que los uruguayos deben acatar los requisitos establecidos en la legislación española vigente en materia de extranjería (Ley Orgánica 4/2000) y nosotros (o nuestras autoridades) nos quedamos cruzados de brazos sin reclamar ni siquiera validación de títulos.

¡Otro asuntito que no es menor! Tal vez haya pasado desapercibido; lo primero es lo primero, pero ya es hora de que también las Universidades españolas comiencen a reconocer los títulos que traen los uruguayos bajo el brazo.

Arquitectos, médicos, profesionales diversos ven rechazadas sus solicitudes de validación en otra versión del arrogante capricho por decir ¡no!

España está obrando ilegalmente al no permitir la libre circulación, trabajo y ejercicio de profesiones de ciudadanos amparados por dos Tratados de rango Internacional plenamente vigentes, el de 1870 y el de 1992.


*1 - En febrero del 2005, ante la realidad de cinco fallos favorables a las demandas de ciudadanos uruguayos que solicitaban la aplicación del Tratado de Amistad y Cooperación de 1870, dictadas por distintos tribunales superiores de las comunidades autónomas, la Abogacía del Estado español interpuso un recurso de casación ante la Sala Tercera del Supremo.

*2 – En el Tratado de Schengen y sus posteriores, los países integrantes de la Unión Europea regulan, entre otras muchas actividades, las normas para el ingreso de ciudadanos de países no integrantes.
Más allá de que deja libertad a los Estados para cumplir con Tratados anteriores, al no ser Uruguay parte del Acuerdo, sus determinaciones no le obligan.

Graciela Vera
Almería, en el sur del norte, agosto 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

YO PREGUNTO... YO PROPONGO... ¿QUE OPINAN QUIENES DEBEN ACTUAR?

Personalmente no podría decir que soy experta en leyes ni mucho menos pero creo que no todo se está haciendo bien cuando se pretende lograr el reconocimiento de España del Tratado de 1870.

Nuestro Gobierno puso a la Embajada y Consulados uruguayos en España como centros de recogida de un supuesto censo de uruguayos ilegales.

Aquí es donde comienzo a discrepar. No es preparándole el caldo gordo a las autoridades españolas como debe hacerse valer el derecho que nos otorga el Tratado, sino en los Juzgados españoles.

Los uruguayos que están en España sin papeles legales no pueden identificarse porque es exponerse a ser expulsados.

Se ha dicho que se mantendrá el anonimato y aquí vuelvo a preguntar. ¿Cómo se puede mantener el anonimato cuando las mismas autoridades españolas han dicho que estudiarán 'caso por caso' las solicitudes de permisos de los uruguayos que presenten sus datos?

¿Cómo podrían realizar ese 'caso por caso' si se mantiene el anonimato?.

Identificar domicilio o, algo mucho más grave para los intereses del mal llamado ilegal, al patrón que ha arriesgado dándole un trabajo, es algo así como ponerse la soga al cuello.

Más allá de ello, resulta que el Tratado de 1870 y el posterior de 1992 nos estan dando derechos para trabajar y ejercer nuestras profesiones que en el momento se nos niegan.

Hay un número muy importante de titulados universitarios uruguayos en España. Las universidades españolas no son proclives a revalidar los títulos universitarios pero ¿para qué tendríamos que hacerlo si se respetara el Tratado?

Hay muchos uruguayos que quieren trabajar y pueden aportar cultura y conocimientos pero la indolencia de las autoridades uruguayas en este tema les están cerrando las puertas. Y acusamos en forma muy directa a los actuales gobernantes de nuestro país.

Los anteriores no hicieron mucho (o nada) por hacer valer el Tratado pero éstos, los de ahora, prometieron trabajar, prometieron luchar contra algo muy fácil de vencer pero prefirieren dejar que la otra parte se fortalezca y se dejaron engañar con espejitos.

Entonces quizás sean los uruguayos de a pie quienes debamos sacar las castañas del fuego.

No será tarea fácil porque el primer escollo lo ponemos nosotros mismos o, mejor dicho, los que son tan pequeños que quieren 'figurar' en primera línea y para lograrlo torpedean toda otra propuesta.

Dicen que pensando en voz alta y con la ayuda de todos se lograría algo positivo y yo estoy pensando......

Si los uruguayos nos uniéramos, buscáramos un (o unos) abogados que tomaran la causa como catapulta profesional y presentaran con costos mínimos los recursos, no de uno sino de muchos uruguayos (o de todos) en bloque o en una sola demanda... ya dije que no conozco de legislación lo suficiente para saber si esta segunda opción es válida. 

Quizás esos abogados deban buscarse entre los profesionales de los sindicatos o las Ongs.

¿Que pasaría?, ¿Cuántas sentencias favorables más serían necesarias?, ¿Es un imposible hacerlo?

Es hora de que el drama que viven los que están aquí sin papeles, sea entendido en toda su dimensión por nuestros Representantes Nacionales.

Están allí por mandato de los votantes para, en primer lugar defender los derechos de los uruguayos.

Y los uruguayos estamos cansados de los discursos sin soluciones.

Recordemos: NO HAY NINGÚN URUGUAYO ILEGAL EN ESPAÑA; ILEGAL ES EL ACCIONAR DEL GOBIERNO ESPAÑOL.

PARLAMENTARIOS URUGUAYOS -

PARLAMENTARIOS URUGUAYOS -

 

 

TEMAS DE INTERÉS


 
JAIME M. TROBO
Partido Nacional

TRATADO DE 1870
VOTO DESDE EL EXTRANJERO 
CUIDADO DE ACUÍFEROS URUGUAYOS

 


Internet ha generado tal  revolución en las costumbres de la humanidad que seguramente dentro de algunas décadas se hable de un antes y un después.

A pesar de que hay muchas personas que pudiendo acceder a los beneficios de Internet (que son muchos, créanlo, muchos más que los desuellos que tanto promocionan sus detractores), se empecinan en continuar como si vivieran a mediados del  siglo XX; cada segundo somos más los que integramos un mundo en el que podemos decir con propiedad que dejaron de existir las distancias.

Desde nuestro hogar en España nos introducimos en el Parlamento uruguayo y nos beneficiamos con la disposición demostrada por muchos de sus miembros, a integrarse en el ámbito  de las nuevas tecnologías.

Formamos  parte de una generación que considera a la ciber-prensa como el periodismo por excelencia del futuro y en este futuro-presente se modifican muchas costumbres,  y surgen como rutinarias las entrevistas vía Internet.

Poco a poco iremos revelando cuáles de nuestros Representantes se han subido al bus  de la modernidad, tarea que implica que primero los localicemos.

Lo haremos porque es imprescindible que la clase política uruguaya vaya teniendo en cuenta que el Uruguay de hoy tiene 20 departamentos: los 19 de siempre y el nuevo que ha crecido fuera de sus fronteras y en el que habitan, según  estimación, unos 300.000 uruguayos.

Trescientos mil compatriotas para los que su país puede acercarse, a tan sólo un click de ratón.

En este nuevo contexto hoy llamamos al despacho del Diputado Jaime Mario Trobo (Herrerismo), Presidente de la Bancada de Diputados del Partido Nacional, al que consultamos como  miembro de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados, primero sobre un tema  que quita el sueño a miles de uruguayos radicados en España y a otros muchos que ven este país como destino de una próxima emigración: el Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad de 1870 y en segundo lugar respecto a una vieja aspiración de los uruguayos en el exterior: el voto consular.

 

TRATADO DE 1870

Sobre el Tratado de 1870 conocemos el manifiesto interés que ha llevado al legislador nacionalista a promover con éxito entre sus pares del Congreso de Diputados de España, la aspiración uruguaya de reconocimiento del mismo por las autoridades españolas. Hemos publicado ya varias entrevistas suyas sobre este tema.

PREGUNTAMOS- Diputado Trobo: ¿Han surgido novedades desde nuestra última conversación y de ser así (o no), cuáles y con qué consecuencias?

TROBO- No han surgido novedades en el correr del último mes. La información mas reciente tiene que ver con la reunión de la Comisión de Alto Nivel que se disparó gracias a la gestión que realizamos con la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de España, la comprensión de todos los grupos parlamentarios españoles y especialmente la actitud del Partido Popular que posibilitó el tratamiento del tema.

Con posterioridad a aquella reunión la Cancillería de Uruguay dispuso que nuestros consulados llevaran adelante una “encuesta” de la cantidad, ubicación y situación de nuestros compatriotas emigrantes; el resultado pueden evaluarlo las autoridades de la Cancillería, o el denominado Departamento 20. En que medida esto puede contribuir a la solución del tema no sé.

De todos modos hasta ahora se ha avanzado poco y me preocupa que la costumbre a un ritmo pesado de las negociaciones vuelva al punto cero en el que estaban sobre fines del 2005.

PREGUNTAMOS- A título personal y si bien en la actualidad un poco utópicamente, aunque la realidad es que lamentablemente  España vuelve a estar en un punto crítico en el desarrollo de acontecimientos importantes y no siempre positivos,  le pregunto ¿si en un futuro ignoto  los españoles iniciaran otra emigración hacia nuestro país, como cree usted que se validaría en esos momentos el Tratado de 1870?

TROBO- Bueno, Uruguay es respetuoso del Derecho Internacional, y en ese plano las primeras obligaciones devienen de las que surgen de los que tienen carácter bilateral. Cuando Uruguay firma un acuerdo, recibe y ofrece garantías de cumplimiento, la base de las buenas relaciones es el cumplimiento de los contratos.

Con España tenemos muchos acuerdos, no sólo el de 1870, y los cumplimos como corresponde, así que en relación a la inmigración española, si existiese hoy en día no dudo cual sería la actitud del Estado Uruguayo de respeto indudable a los términos del Tratado.

Esta última respuesta ratifica el acatamiento de los uruguayos a las Leyes y Tratados Internacionales. La esperábamos y le damos nuestro beneplácito pero la que no hubiéramos deseado es la primera.

La contestación que se nos ha dado no es la deseada, pero no podemos decir que nos ha tomado por sorpresa.

Opinamos cuando se realizó la reunión a la que hace mención, que el representante uruguayo en la misma, no había colmado las expectativas que se habían puesto en él como negociador.

Como nos dice Jaime Trobo, la evaluación deben hacerlas las autoridades de la Cancillería pero resulta que tal vez, y digo que quizás, porque me resultaría absurdo verlas allí, aún estén entre los que han perdido el bus de la modernidad en materia de comunicación. En una semanita sabremos si el vigésimo departamento es algo más que un nombre de mercadeo para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay.

No es un secreto que muchos uruguayos que consideran la posibilidad de reclamar ante el Gobierno español a través de demandas judiciales, se ven impedidos de hacerlo –lo han denunciado reiteradamente- por el costo de éstas y porque si bien al presentarlas, no pueden ser expulsados de España, tampoco son autorizados a trabajar hasta que no se resuelven (generalmente en forma positiva), pero el tiempo que lleva la tramitación, hasta 2 años en algunos casos incluso bastante más, les quita cualquier posibilidad de acción.

La PREGUNTA que muchas veces nos han hecho como reclamo es ¿porqué el Gobierno uruguayo o alguna institución en concreto no realiza una demanda genérica  (o conjunta para un grupo considerable de compatriotas) para que la vigencia del Tratado de 1870 y los derechos implícitos en él sean consolidados por los Tribunales españoles?

TROBO- Uruguay, la Cancillería debería hoy tener un asesoramiento jurídico de alto nivel en España en apoyo a la demanda que se tramita en el Tribunal Supremo. Parece que se espera que nos den la razón por que sí, pues no se ha movido ni un pelo para tener apoyo técnico jurídico, lo que en cualquier juicio o demanda, en cualquier lugar del mundo es imprescindible para no llevarse sorpresas.

He insistido permanentemente en este temperamento, lo he hecho en el Parlamento de nuestro País, lo he conversado con varios funcionarios del Gobierno de Uruguay del mas alto nivel, lo he escrito en cartas a distintos niveles, pero parece que no hay interés ó no hay convencimiento de que valga la pena.

Este sería el mejor procedimiento a mi juicio en apoyo de nuestros compatriotas que demandan judicialmente el cumplimiento del Tratado.


 Estamos plenamente de acuerdo, vivimos diariamente la angustia de cientos de uruguayos que se sienten amenazados día a día con la  expulsión.

 


VOTAR DESDE EL EXTRANJERO

Creemos que por más visitas y promesas que se hagan (y olviden) a las Asociaciones de uruguayos,  si el segundo tema de nuestra entrevista al Diputado del Partido Nacional Jaime Trobo llegara a concretarse, las reclamaciones de los habitantes del vigésimo departamento de nuestro país serían mejor atendidas desde que la solución a sus problemas se verían reflejados en el resultado electoral.

Voto consular o voto por correo o quizás otro sistema que permita a los uruguayos que viven en el exterior poder intervenir en la elección del gobierno de su país.

Es un viejo reclamo de los uruguayos en el extranjero.

Somos una colonia que conformamos una fuerza de ingresos por remesas (divisas) muy importante a pesar de ser  ‘un mucho’ desconocida para los mismos uruguayos, pero que no tenemos derecho a ejercer el voto en nuestro propio país.

PREGUNTAMOS- ¿Cuál es la posición del Partido Nacional y del Herrerismo respecto a conceder a los emigrados uruguayos la posibilidad de votar en las elecciones nacionales uruguayas?

TROBO- Creo que en este tema hay que abrir el análisis. El Partido Nacional fue históricamente el defensor del sufragio, el Herrerismo ha sido la vanguardia partidaria en muchos temas y en este debe serlo.

Me pronuncio a título personal, pero me consta que muchos dirigentes del Partido piensan conmigo que debe discutirse y llegar a un punto en el que sin que el voto pierda las características de secreto que tiene hoy bien resguardadas, el voto consular es una opción muy buena; estoy de acuerdo con la implementación del voto consular para las instancias nacionales.

Naturalmente habrá que resolver la cuestión del voto emitido para el parlamento, en el caso del Senado no habría problemas, no obstante en el caso de Diputados hay que resolver en que circunscripción se votará, puede ser en una nueva quizás.

PREGUNTAMOS- Por otra parte muchísimos uruguayos tienen vencida (por ausencia) la Credencial Cívica, documento que es necesario renovar en el país. ¿Se ha tenido en cuenta esta situación?

TROBO- Este es un tema instrumental, podría resolverse, naturalmente creando recursos extraordinarios para la ocasión, como se hace con los pasaportes, en definitiva la Corte Electoral cuenta con todos los antecedentes celosamente guardados.

Y seguro que si se lo propone encontrará la forma,  porque como ciudadanos naturales del Uruguay estamos pidiendo que el Artículo 77 de nuestra Constitución tenga total validez para todos los uruguayos, vivan en cualquiera de los ‘veinte’ departamentos de nuestro país.
Todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación; como tal es elector y elegible en los casos y formas que se designarán.
El sufragio se ejercerá en la forma que determine la ley

EL AGUA

El tercer tema tomó un poco de sorpresa a nuestro entrevistado pero, seguro que, si se da una vueltecita por http://www.uruguayinforme.com/news/07042006/07042006_gravera_agua.htm
pondrá, también en este asunto,  ojos abiertos y mente alerta.

PREGUNTAMOS- Diputado, voy a hacerle una consulta sobre un tema que creo no haber visto tratado en el Parlamento ni en las propuestas políticas de los distintos partidos. Usted me corregirá si me equivoco.
Se trata de la defensa de nuestros recursos hídricos y en especial del Afluente  Guaraní.

-¿Es consciente la clase política uruguaya de que el país tiene una riqueza increíblemente codiciada como es el agua?

-¿Está Uruguay controlando de alguna manera que no se comercialice ni se deprede su caudal por parte de nuestros ‘socios’en  la posesión  del Afluente Guaraní.

-¿Qué medidas está tomando Uruguay en la protección de sus recursos hídricos (de cara a las grandes potencias necesitadas del vital elemento?

TROBO- El Acuífero Guaraní es una gran cuenca subterránea compartida por Uruguay, Brasil, Paraguay y Argentina. Es la segunda reserva de agua dulce del mundo, de aquí su importancia estratégica. Uruguay con los socios estudia en la actualidad su cuidado y explotación hacia el futuro, pero ello no asegura que en la actualidad se esté explotando en forma sustentable. Hay mucho por hacer para el largo plazo. Es un tema de mucha importancia.

Nosotros también, desde esta plataforma seguiremos indagando y volveremos a caminar los pasillos del Palacio de las Leyes en busca de más respuestas.


                                                                                                                    

 Graciela Vera

Desde Almería, en el sur del norte, en agosto de 2006

SHHHHHHHHhhhhhhssssssssss

SHHHHHHHHhhhhhhssssssssss

 

 Muchas veces los periodistas sacamos el hacha de guerra porque algún gobierno, alguna situación, alguien quiere impedirnos hablar.

Hacer callar a la prensa es pretender que el mundo en su conjunto ignore la verdad.

¿Que podemos hacer los uruguayos, periodistas o no, para que esa misma prensa deje de guardar obstinado silencio en torno al TRATADO DE 1870?

 Algo como lo siguiente aparecía hace unos meses en EL PAIS de Madrid  pero.... quizás sea muy poco el caudal para el empuje de tanta agua....

                                      Graciela

 

"UN DECIMONÓNICO CONVENIO BILATERAL ENTRE ESPAÑA Y URUGUAY PUEDE SER EL SALVOCONDUCTO PARA QUE MILES DE INMIGRANTES DEL PAIS SURAMERICANO SALGAN DE LA CLANDESTINIDAD. EL TRATADO, SUSCRITO EL 19 DE JULIO DE 1870 ENTRE AMBOS PAISES, ES LA BASE JURÍDICA ESGRIMIDA POR LA JUEZ DE ALICANTE TERESA SERRA ABARCA PARA ATENDER LAS DEMANDAS DE REGULARIZACIÓN DE ESTE COLECTIVO DE INMIGRANTES DE MANERA PREFERENTE, COMO YA OCURRE EN LOS CASOS DE PERUANOS Y CHILENOS"

COMUNICADO DE PRENSA

 Desde la reunión de la Comisión de Alto Nivel de fecha 27 de abril de 2006, y la posterior elaboración de un formulario, siguiendo  instrucciones del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay y llevado adelante por la Delegación Consular de Madrid junto a Autoridades de Extranjería, las organizaciones integrantes de la FAYCUE hemos procesado un serio y riguroso debate sobre estás alternativas que nos han sido comunicadas y otras informaciones de prensa, llegando a las siguientes conclusiones:


·         Que hasta el momento no existe manifestación expresa de la Administración española, para solucionar la situación de miles de uruguayos que son obligados a la irregularidad por no respetarse los términos de los Tratados suscritos entre ambos Estados y que son respaldados por mas de cien Sentencias de Tribunales de Justicia, incluyendo la del propio Tribunal Supremo y cinco sentencias de Tribunales Superiores de varias Comunidades Autónomas. Las posibilidades que se nos presentan como “novedad”, son las mismas que están recogidas en la llamada Ley de Extranjería y en su Reglamento.

·         El formulario que los Consulados de Uruguay están distribuyendo entre los ciudadanos uruguayos, por su propia procedencia, los términos de su redacción y la información solicitada en el mismo, nos merece serías reservas por cuanto no existe VOLUNTAD POLÍTICA EXPRESA de las Autoridades españolas, para que se permita regularizar a los compatriotas en situación irregular. No obstante los reparos anteriormente expuestos y a nuestra consideración de que el Tratado de 1870 no solo está vigente sino que no muestra incompatibilidad manifiesta con el Tratado de 1992 decimos: que si esto sirve para la regularización de ciudadanos irregulares estamos dispuestos a explorar esta vía con nuestra propia propuesta.


Por lo anteriormente expuesto resolvemos:


1.      Elaborar un Formulario para que sea rellenado por los compatriotas en situación irregular, que por un lado asegure la confidencialidad de sus datos, en concordancia con la legislación interna en la materia, en el que se incluya una cláusula de salvaguarda donde las Asociaciones del lugar y la FAYCUE se comprometan a conservar dichos datos y velar por su seguridad.

(Este formulario no implica que a la fecha exista un proceso abierto de regularización particular para los uruguayos.)

2.      Establecer como límite máximo para su entrega en las diferentes Asociaciones la fecha del 30 de junio de 2006, a los efectos de su estudio y elaboración de conclusiones generales que permitan visualizar claramente la situación de los compatriotas.

3.      Considerar en su momento la posibilidad de trasladar a las Autoridades uruguayas el análisis cuantitativo efectuado, para que las mismas puedan realizar la labor de negociación con las Autoridades competentes del Estado español.

4.      No hacer entrega de los formularios a las Autoridades uruguayas  a no ser que el involucrado lo manifieste expresamente ante el llamado de las Asociaciones y la FAYCUE, considerando en su momento la voluntad concreta de la Administración española de regularizar dichas situaciones.

5.      Realizar un llamado urgente tanto  a los compatriotas en situación irregular como a quienes se les denegaron los permisos en la Proceso de Normalización, para que llenen sin dilación nuestro formulario y que se mantengan en permanente contacto con la Asociación de su lugar de Residencia o si no la hubiere con la propia FAYCUE.

6.      En un escenario negociador reclamar un espacio de diálogo donde se escuche a las Asociaciones y a la FAYCUE como representantes directos de los involucrados.
 

                      COMISIÓN GESTORA DE LA FAYCUE

 

 

(EL FORMULARIO PUEDE ENCONTRARSE EN LA SECCIÓN - OTROS OPINAN)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

DIPUTADO TROBO EN ESPAÑA

DIPUTADO TROBO EN ESPAÑA

 

El diputado nacionalista Jaime Mario Trobo estuvo esta semana en Madrid, donde mantuvo importantes reuniones con parlamentarios españoles y con representantes de las asociaciones uruguayas.

Reuniones que consideró muy positivas y que giraron en torno al Tratado de Paz y Amistad de 1870.

En la mañana del miércoles Trobo se reunió con delegados de los grupos uruguayos con los que trató éste y otros temas.

En el encuentro estuvieron presentes, representando la Federación de Asociaciones y Casas de Uruguayos en España, Juan Sotelo y Juan González; por Casa Uruguay en Madrid, Daniel Caserta y Gustavo Lavares, por la Coordinadora de Trabajadores Inmigrantes Uruguayos, Gustavo Vila y Gustavo Rodríguez y por el Centro Uruguayo de Madrid, Ernesto Maidana.

Los representantes uruguayos reconocieron y valoraron como muy positiva la lucha y persistencia del Parlamento uruguayo en llevar a buen término este asunto y el respaldo del Congreso de Diputados de España, a cuya instancia se formó y puso en marcha la Comisión de Alto Nivel prevista en el Tratado de 1992, cuyo cometido es dilucidar la controversia surgida acerca de la interpretación y validez del Tratado de 1870.

A este respecto Jaime Trobo hizo notar que, posiblemente sin el apoyo de los parlamentarios españoles nunca se hubiera llegado a estudiar el tema.

Expresó que Uruguay había logrado interesar a la totalidad del Congreso español y recalcó que hasta el momento ningún país había logrado una aprobación tan amplia en España, lo que debía ser ejemplo y estímulo para continuar en la misma línea hasta lograr los objetivos reclamados.

Los representantes de los inmigrantes hicieron presente al Diputado Trobo su inquietud respecto a los resultados que emergen de la primera reunión del Grupo de Alto Nivel

Consultamos a Trobo sobre un aspecto de las negociaciones binacionales que resultan controvertidas y venían siendo rechazadas por las Asociaciones y Casas de Uruguay.

Concretamente el registro de los uruguayos no legalizados para que nuestro Consulado entregara las listas a las autoridades españolas, que a su vez se comprometieron a estudiar ‘caso por caso’ la situación de éstos.

Cabe destacar que ese estudio no significa la otorgación de los permisos.

Retornando a nuestro entrevistado y tomando sus palabras, diremos que consideró prudente y razonable que esos registros garanticen absolutamente la privacidad de datos tanto de los inmigrantes uruguayos como de los empleadores.

Para lograr ésto las asociaciones que reúnen compatriotas estarían analizando con el Consulado uruguayo la modificación de algunos aspectos de los formularios.

Sobre este particular el parlamentario señaló que no quiere entrometerse en la negociación que lleva adelante la Cancillería, a quién corresponde la responsabilidad de la misma; y no lo hará mientras se guarde la privacidad de los compatriotas porque, dijo, su pretensión es que se sigan dando pasos adelante y no se retroceda.

No fue sólo el Tratado de 1870 el que ocupó el tiempo en esta reunión.

Se planteó otra situación que viene perjudicando a los inmigrantes, incluso con pérdidas de puestos de trabajo y, en este caso, por desidia de algunos organismos uruguayos.

Tiene que ver con la tramitación del canje de los permisos de conducir uruguayos por los permisos españoles. Preocupa la demora en la gestión de envío de los antecedentes del titular, a realizarse en los distintos departamentos de Uruguay que hayan expedido los permisos de conducir.

Trobo se comprometió a dialogar con el presidente del Congreso de Intendentes, Carmelo Vidalín, para buscar los mecanismos que agilicen las solicitudes que llegan, en el momento, a demorar más de siete meses en ser tramitadas.


PARLAMENTARIOS ESPAÑOLES SE COMPROMOTEN A SEGUIR DE CERCA LAS NEGOCIACIONES

Trobo se reunió también con los portavoces de los grupos parlamentarios españoles.

Mantuvo reuniones que estimó como muy positivas con el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, diputado Josep Duran Lleida (Grupo Parlamentario Catalán (CiU); y los diputados Rafael Estrella (PSOE), Josu Erkoreka (P.Nacionalista Vasco), Gaspar Llamazares (Izquierda Unida), Gustavo de Arístegui (Partido Popular) y el también popular Jesús López-Medel que fuera a iniciativa de quién se presentara la tercera y definitiva moción instando al Gobierno a la atención y resolución de los asuntos pendientes sobre el Tratado.

‘Encontré gran vocación de cooperación con los uruguayos y un gran compromiso con nuestra posición’ expresó Trobo que nos hizo saber del interés que había encontrado por parte de los representantes españoles, de seguir de cerca las reuniones del Grupo de Alto Nivel y su disposición para actuar en caso de resultar necesario en instancias futuras.

A esta altura Trobo hizo constar el reconocimiento, en su nombre, en el del Partido Nacional y del Parlamento uruguayo, a los Diputados españoles que a fines del año pasado aprobaron por unanimidad recomendar la creación de la Comisión de trabajo binacional.

La Administración española presentó ante el Tribunal Supremo un Recurso de Casación de Interés de Ley, un trámite muy poco utilizado, en no más de 15 o 20 veces al año, excepcional en el Sistema Judicial.

Trobo consideró que más allá del resultado de esa gestión, Uruguay tiene que apostar al derecho y vigencia del Tratado mientras se siguen estrategias inteligentes porque lo peor que puede pasar, señaló, es dejar de hacer lo que hay que hacer.

Destacó que la Cancillería debe actuar con mucho protagonismo, muy activa, muy responsable, muy comprometida y siempre apostando al éxito.

Podemos asegurar que las reuniones de nuestro Diputado con los Congresistas españoles han servido para reactivar, en un momento crítico, la atención de éstos sobre un asunto que, si la Cancillería actúa como dijera Trobo, con inteligencia, responsabilidad y comprometida con los uruguayos residentes en España, seguramente resultará en negociaciones positivas y nos permitirá acopiar paciencia para aguardar un éxito también a nivel del Supremo.

Y es mientras aguardamos la resolución del Tribunal Supremo con confianza, porque muchas sentencias de Tribunales Superiores avalando la vigencia del Tratado de 1870 nos permiten tenerla, que nos hacemos eco de trascendidos que no pueden menos que representar la apertura de otra puerta para insertar a los uruguayos de la diáspora nuevamente en el país.

Se trata del voto emigrante.

A nuestra mesa de trabajo han llegado informaciones que señalan a Jaime Trobo partidario del mismo y aseguran que éste se ha manifestado en varias ocasiones, en el sentido de habilitar la posibilidad de que los uruguayos en el exterior puedan votar en las elecciones nacionales.

Ante la casi segura acción por parte del gobierno uruguayo para promover esta iniciativa, Trobo habría comentado que se trata de una iniciativa legal que una vez presentada necesitará del mayor respaldo posible, siendo un tema que alcanza a todo el país y a todos los compatriotas por lo que requerirá ser analizado con el espíritu de una gran mayoría parlamentaria.


Foto Diputados Jaime Trobo, Josep Duran Lleida y Jesús López-Medel


Almería, en el sur del norte, 31 de mayo de 2006

SEÑOR MINISTRO

CARTA ABIERTA (otra) AL CANCILLER REINALDO GARGANO

Señor Ministro:

Nosotros habíamos confiado en usted.

Confiamos en lo que usted aseguraba hace tan solo un año, ante muchos uruguayos residentes en España.

¿Recuerda?; usted afirmó que defendería la vigencia del Tratado de Paz, Reconocimiento y Amistad de 1870. ¿Ya lo olvidó?


El 27 de mayo del 2005 yo escribía en Informe Uruguay http://www.uruguayinforme.com/news/27052005/27052005veraemigra.htm

 

El consulado en España insta a los uruguayos que reciban cedulones de expulsión a denunciarlos en el mismo para proceder a la interposición de recursos de amparo reclamando el cumplimiento del Tratado de 1870 entre España y Uruguay.El Ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Reynaldo Gargano hizo constar en declaraciones hechas públicas que en ningún momento el gobierno de nuestro país ha renunciado a la vigencia del Tratado de 1870, entendiendo que está plenamente vigente y por lo tanto , debe cumplirse.

 

Con satisfacción decíamos que usted había sentado precedentes y nos hacíamos eco de sus palabras.

Por fin nuestro Gobierno había salido a proteger a los uruguayos que forman una inmensa colonia extrafronteras. 

 

Nuestro Canciller defendía los derechos de los inmigrantes uruguayos en España, que es defender los derechos de nuestro país.

 

Uruguay anunció que defenderá ante los tribunales de justicia hispanos a sus ciudadanos requeridos a abandonar el territorio español, en razón de la vigencia del Tratado de 1870.

 

Y lo creímos, señor Ministro; yo lo creí y por ello le di un apoyo total a su gestión.

 

Los uruguayos en España, sin distinción política lo creyeron; pero usted vuelve a sumir a nuestro país en un acatamiento imperialista del que nos considerábamos liberados desde el 25 de agosto de 1825.

 

Más de 70.000 uruguayos trabajan en España, de ellos se dice que unos 15.000 están en la ilegalidad. ¡¡¡¿Qué ilegalidad?!!!

 

En España no hay ningún uruguayo en forma ilegal, la ilegalidad la comete la Administración del Reino cuando se detiene a nuestros compatriotas sin permitirles ingresar a territorio español; es ilegal que se abran expedientes de expulsión a ciudadanos que no han cometido delitos y que tienen derechos consolidados por dos Tratados de jerarquía internacional plenamente vigentes: el de 1870 y el de 1992.

 

¿Se ha dado usted cuenta de lo que significa que el gobierno de España, que hasta hace pocas semanas se negaba a reconocer la vigencia del Tratado de 1870, haya manifestado en la primera reunión de la Comisión de Alto Nivel prevista en el Tratado General de Cooperación y Amistad de 1992, y que a instancias y por unanimidad del Congreso de Diputados de España se reunió para tratar la cuestión del régimen de entrada, trabajo y residencia de los ciudadanos uruguayos mediante la aplicación de los criterios más favorables, que reconoce la vigencia del mismo?

 

Para los uruguayos no hay lugar a ninguna duda. Los criterios más favorables se enmarcan en el Tratado de 1870.

Desde el Gobierno español ya no se insiste en que el Tratado de 1992 rectificó el de 1870 dejándolo fuera de vigencia.

Era, es una tesis que no tiene asidero legal.

 

Son muchas sentencias de Tribunales Superiores de distintas Comunidades Autónomas y es el mismísimo Tribunal Supremo quienes legitimizan en sus veredictos, la validez del Tratado de 1870.

 

Al hacerlo, señor Ministro, están destruyendo la otra interpretación a la que el Gobierno de España se aferra, como lo haría un desesperado a un clavo ardiente: la imposibilidad de cumplir con el Tratado firmado con Uruguay alegando el haber rubricado posteriormente los Tratados de ingreso a la Unión Europea.

 

¿Acaso la Administración española considera que sus Jueces son legos en la materia?

 

¡Allá ellos! Nosotros nos atenemos al tema de interés y tampoco encontramos de recibo esta justificación.

 

España no tiene argumentos y ese, señor ministro Reynaldo Gargano, es nuestro fundamento para no aceptar las condiciones que el Secretario General del Ministerio de Relaciones Exteriores, José Luis Cancela, representante de nuestro país en la Comisión Binacional de Alto Nivel, incomprensiblemente, sí que aceptó.

 

Su enviado dijo que había hallado mucha voluntad y buena disposición y amplitud de miras por parte de la representación española, en lo que consideró, fue una reunión muy positiva.

 

¿Acaso usted va a validar que el Sr. Cancela nos trate a los inmigrantes en España y a todos los uruguayos de tontos?

Yo no lo permito y le exijo una explicación sobre este asunto.

 

Soy una ciudadana uruguaya, nacida en esa tierra hermosa que hoy sufre pero que mañana, queremos creer que se erguirá como lo que es, tierra de promisión.

 

Esa tierra maravillosa tiene leyes que me permiten requerir a usted que se conciencie y, uniéndome al pedido de muchos compatriotas representados en más de medio centenar de asociaciones y casas de Uruguay, recordarle que no hay nada que negociar y mucho por exigir.

 

Usted está obligado a dar el ejemplo del Uruguay que queremos mostrar al mundo. Del Uruguay que queremos ser, soberano y respetuoso de los acuerdos y tratados internacionales, favorezcan a la nación que favorezcan en el momento en que deban aplicarse.

 

Usted está comprometido, por el cargo que ejerce, a no ceder ante presiones, chantajes, coacciones o arbitrariedades.

 

Recuerde que la investidura que ostenta no es suya; se la dieron los uruguayos, los mismos que ahora le reclaman que actúe pensando en ellos.

 

No queremos más uruguayos desterrados, pero tampoco queremos el beneficio de unos pocos, exigimos el derecho de todos; de los que ahora están aquí, en España y de los que mañana quieran venir.

 

No quiero pensar que usted no haya sido sorprendido, como lo fuimos todos nosotros, al escuchar el comentario del representante uruguayo en la comisión binacional formada para analizar, precisamente la vigencia del Tratado de 1870.

 

Señor Ministro ¿aceptará usted las responsabilidades del acuerdo por el que los uruguayos que España considera ilegales y que por derecho no lo son, dejen sus datos para que el la Administración los vuelva a estudiar ‘caso por caso’.

 

¿Sabe usted Señor Gargano, como actúa la Dirección de Extranjería española? Cuando se solicitan los permisos de residencia y trabajo, los expedientes se estudian ‘caso por caso’.

 

Estos uruguayos, que ahora nuestro gobierno pretende que se dejen inventariar, ya pasaron por ese trámite y en muchos casos les fue denegada la autorización pero ¡Señor Ministro!, usted no puede ignorar que brindar datos de domicilio es poner en conocimiento de la Guardia Civil un lugar donde entregar un cedulón de expulsión.

 

¿Sabe usted que ellos no tienen permiso de las autoridades para trabajar? ¿Realmente considera que estos compatriotas van a poner en peligro su fuente de ingreso en aras de un mal acuerdo político?

 

Queremos creer que el Sr. Cancela vino a negociar un acuerdo político. No nos sirve ni lo aceptamos.

 

Ahora exigimos que se venga a reivindicar la vigencia del Tratado de 1870 para todos los uruguayos y para ello, queremos volver a creer que usted está a la altura de lo que la Nación le reclama.


Graciela Vera


Desde Almería, el sur del norte, a mayo 18 de 2006

¿PERDEMOS DERECHOS CONSOLIDADOS? -II-

¿PERDEMOS DERECHOS CONSOLIDADOS?  -II-

ENTREVISTAS A LOS DIPUTADOS JAIME TROBO(P.Nacional) Y ENRIQUE PINTADO (F.Amplio)

Dicen que en Uruguay hay dos millones de entrenadores de fútbol y otro tanto de expertos en política.

La cifra sería alta en cualquier país, pero si tenemos en cuenta que en el nuestro no viven más de tres y algo de millones de uruguayos, el guarismo adquiere dimensiones astronómicas.

Y para algo ha de servir la soltura conque diseñamos la jugada perfecta o el orgullo conque proclamamos nuestra democracia.

Precisamente en política parece ser en el área donde más uruguayos dicen: yo no me incluyo, pero donde más opiniones se dan.

Entender la política puede ser una tarea complicada y si en ésta se intercala la política internacional, quizás y aunque no queramos reconocerlo, necesitemos traductores.

El desarrollo de los encuentros que han comenzado a tener los representantes de Uruguay y España que integran la Comisión de Alto Nivel para analizar la validez del Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad de 1870 suscita muchos comentario y más dudas.

Quienes estamos fuera del país podemos querer imprimirle a las resoluciones, un ritmo y unas condicionantes que no estén de acuerdo con las realidades de la trama negociadora.

En la nota anterior fuimos críticos y exigentes.

Seguimos queriendo respuestas y exigiendo firmeza.

Necesitamos conocer cuál es la realidad manejada por el Gobierno de Tabaré Vázquez.

Por eso queremos tener la opinión de los distintos sectores políticos uruguayos y españoles sobre este tema que para los inmigrantes orientales resulta de suma importancia.

En este primer contacto a pocos días de efectuada la primera reunión de la Comisión reclamamos la opinión de dos parlamentarios que vienen trabajando por este asunto.

Jaime Mario Trobo, Diputado Herrerista y Enrique Pintado, Diputado del Frente Amplio.

La entrevista fue realizada un día antes de que el secretario general de la cancillería uruguaya, José Luis Cancela, fuera recibido por el Parlamento Nacional para informar sobre la gestión que se viene realizando a nivel de la comisión binacional.

LAS ENTREVISTAS

ENTREVISTA AL DIPUTADO DEL PARTIDO NACIONAL, JAIME TROBO

Fue uno de los motores que pusieron en marcha el interés de los Parlamentarios españoles en este asunto.

-Diputado Jaime Trobo, después de varios meses de espera, se reunió la Comisión de Alto Nivel formada por representantes de las Cancillerías de nuestro país y España para dilucidar la vigencia del Tratado de 1870. A pesar de la escasa información sobre lo hablado, lo poco que ha llegado a los ciudadanos uruguayos en España no nos hace felices. Podemos estar equivocados en nuestras apreciaciones, por ello nos gustaría que usted, pueda aclararnos la situación. Queremos saber si al comprometerse nuestro gobierno a hacer un ‘inventario’ de los uruguayos que residen sin documentación reglamentaria en España y a analizar posteriormente una forma de regularización ¿no está cediendo derechos consolidados?

Trobo: Creo que lo primero que nos debe alegrar es que la Comisión se haya reunido, en definitiva es el primer “gran paso” que se ha dado en años en este tema, a pesar que algunos a quienes domina el escepticismo y la visión maniquea de la realidad no creyeron en esta idea. Creo que es muy importante acreditar el apoyo de los parlamentarios españoles y el esfuerzo que hicimos desde aquí.No conozco cual es el alcance del compromiso realizado por Uruguay en el sentido de inventariar a nuestros compatriotas. Si el solo hecho de integrar una lista que organicen nuestras autoridades da garantías para un tratamiento adecuado a nuestros reclamos, me parece una buena medida, si no es así sería muy bueno que se explicitara que fin lleva.

2- El estudio ‘caso por caso’ que haría la administración española no da garantías al día de hoy ni soluciones a futuros inmigrantes. Quisiéramos saber para Informe Uruguay, su opinión a este respecto.

Trobo: Creo que el gran objetivo es la resolución final del problema y para ello no podemos dejar de trabajar. La decisión del Tribunal Supremo es muy importante, el apoyo de los Partidos españoles es muy importante; Uruguay debe desarrollar una estrategia de País en este tema, si nos contentamos con una entrevista y “ vamos a ver que pasa” vamos a fracasar. Nosotros hemos ofrecido invariablemente nuestra colaboración, antes, ahora y para el futuro, el tema es muy importante. Esta en manos del Gobierno de Uruguay, de la Cancillería aceptar nuestra colaboración, ya demostramos su eficacia.

3- ¿Ha seguido usted en contacto con representantes del Partido Popular u otras fuerzas políticas españolas por este tema?

Trobo: Naturalmente, la cuestión no se puede limitar a pedir apoyo y cuando nos lo dieron “ …si te he visto no me acuerdo…” como mucha gente hace. Hay que seguir, con persistencia, hemos mantenido contacto permanente, mandando correos electrónicos, hablando telefónicamente, etc. Hemos propiciado en la Cámara de Representantes de Uruguay la aprobación de una Resolución oficial reconociendo “la solidaridad y el apoyo expresado por el Congreso de los Diputados el 21 de Diciembre pasado”. Ahora tambien le digo hay quienes aquí en Uruguay no entienden que este es un tema de “todos” y ponen el palo en la rueda porque el tema no lo han podido resolver ellos solos.

4- Hasta el momento el Gobierno español había dicho que no reconocía la vigencia de dicho Tratado pero ahora resulta que lo reconoce y pasa a aducir que lo que no puede es pasar sobre tratados firmados posteriormente. ¿cree usted que esta vuelta de tuerca juega a favor o en contra de los intereses uruguayos?

Trobo: Si esa versión se ajusta a las afirmaciones del Gobierno de España sin duda son una actitud muy positiva, aunque parezca sutil debe leerse como un avance que lo habilita a admitir una excepción en caso que el Tribunal Supremo reconozca la posición de Uruguay como la única válida.

5- ¿El Herrerismo, al tomar esta bandera tuvo en cuenta los acuerdos firmados por España con la Unión Europea?

Trobo: El Partido Nacional y el Herrerismo ha tomado esta bandera porque es auténticamente nacional, es el reclamo de la vigencia del Derecho y el respeto por los acuerdos firmados sea cuando sea. Creemos que la garantía del respeto a nuestra integridad como patria oriental está en aferrarnos al derecho, defendernos celosamente y reclamarlo sea cuando sea. La mejor defensa a nuestros compatriotas es lograr que les alcance la justicia de la aplicación del derecho y en ello estamos empeñados no como nacionalistas sino como orientales.

6- En la reunión, supuestamente se consideró que 5 tribunales superiores de distintas comunidades españolas habían fallado determinando la vigencia al Tratado de 1870 (en realidad son más de veinte sentencias y una del Tribunal Supremo), y el Gobierno español dice haber interpuesto un recurso de casación ante el Tribunal Supremo cuyo fallo acataría ‘sea cual sea el resultado’.

Trobo: No conozco el texto del recurso, pero me consta que el Gobierno de España ha puesto toda su estrategia en manos de la decisión del Tribunal Supremo, podemos considerarlo un avance, porque yo creo que no pueden haber dos opiniones respecto de la vigencia del Tratado de 1870. Creo que la interpretación en el sentido que hay normas posteriormente aprobadas que impiden la aplicación del Tratado no es consistente, veo que esta siendo abandonada, y ello abre otras perspectivas. Ahora bien, no podemos dejar de trabajar hasta el final.

7) ¿Conoce usted ese recurso y cuando fue el mismo interpuesto?

Trobo: No cuento con esa información, pero desde el mes de febrero nuestros amigos parlamentarios españoles nos informaron que esto ocurría, al respecto y como corresponde informamos a las autoridades de Uruguay.

8) Si se llegara a un acuerdo en la forma de regularizar a los uruguayos que actualmente residen sin documentación en España, ¿cree usted que podría invalidar de alguna forma la vigencia del Tratado?

Trobo: Si las Autoridades españolas entienden que nuestros compatriotas deben tener un tratamiento especial mientras no se sientan obligadas a cumplir sin mas tramite el Tratado como corresponde, es bueno que lo hagan, no debemos despreciarlo . Sin perjuicio esto no puede ser un obstáculo para el objetivo final. Uruguay no puede cambiar una cosa por otra, de ningún modo se justifica.

6- En vista a estos acontecimientos ¿que mensaje enviaría usted a los uruguayos en España?

Trobo: Es muy difícil enviar mensajes o recomendar acciones desde aquí a quien siente temores, zozobras, está lejos de su tierra y muchas veces manejando muy poca información. Tambien a veces uno se encuentra que hay compatriotas con un gran descreimiento, pero me parece que lo mejor es trabajar duro para que esto se resuelva rápido. A quienes no tienen contacto con los grupos o asociaciones de compatriotas en España, que tomen contacto ya, urgente, que ayuden a desarrollar acciones de sensibilización, en fin de presión. Creo que es muy bueno el esfuerzo solidario que desarrollan nuestros compatriotas trabajando por sus derechos y los de los demás y hay que ayudarles .Creo que desde aquí debemos continuar sin pausa y sin distraernos haciendo sensibilización política con los Partidos y Parlamentarios españoles, debemos trabajar mas duro. No podemos aflojar hasta el final.Me gustaría que en algún ámbito se elaborara una estrategia a ser desarrollada en distintos planos, la cancillería, el parlamento, los partidos políticos, las asociaciones de uruguayos allí, en fin todos deberíamos tener además del mismo objetivo, la misma estrategia.Creo que todos quienes estamos frente al tema y lo hemos encarado como desafío vivimos circunstancias distintas, en lugares diferentes, a veces es difícil comprender a todos en un “mensaje”, por ello la mejor señal es trabajar duro, es la demostración ética de que uno quiere algo que los demás comparten.

--------------------.

- JAIME TROBO. Representante Nacional por el Lema Partido Nacional por el departamento de Montevideo, nacido en Canelones el 5 de octubre de 1956.
Está casado con Ana María Bidegain, y tiene tres hijas.
Estudios; Facultad de Derecho y Ciencias Sociales
Actividad Parlamentaria:Electo Representante Nacional por el Partido Nacional, en las elecciones nacionales de 1989 (período 1990-1995), y reelecto en las elecciones nacionales de 1994 (período 1995-2000) y de 1999 (período 2000-2005), es electo Presidente de la Cámara de Representantes para el período 1998-1999.
Participa actualmente de las siguiente Comisiones:Comisiones Permanentes:
* Asuntos Internacionales (Miembro)
* Asuntos Internos (Delegado)
* Presupuestos (Delegado)
* Transporte, Comunicaciones y Obras Públicas (Delegado)
Comisiones Especiales
* Especial para el Deporte (Miembro)

--------------------.-

ENTREVISTA AL DIPUTADO DEL FRENTE AMPLIO, ENRIQUE PINTADO

Junto con el diputado Trobo (P.N.) y el Dr. Sanguinetti (P.C:) el representante del Frenta Amplio, diputado Enrique Pintado ha reclamado incansablemente la validez del Tratado de Paz y Amistad firmado en junio de 1870 entre el Reino de España y la República Oriental del Uruguay.

Su trabajo de concienciación llegó al mismísimo Congreso de España.

1)-Diputado Enrique Pintado, usted trabajó desde hace ya varios meses para llegar a las negociaciones que actualmente están llevando adelante las cancillerías de Uruguay y España en relación al Tratado de 1870.Después de reunirse la Comisión de Alto Nivel ¿ha tenido usted algún contacto con las autoridades del Ministerio por este tema?

Pintado: Si, con uno de los negociadores por la parte uruguaya, el Sr. José Luis Cancela

2) ¿Considera oportuno que las negociaciones sean secretas o se informe de las mismas al Parlamento?

Pintado: No son secretas y el parlamento tendrá el miércoles 10 de mayo una reunión con el negociador uruguayo, la misma será en el seno de la Comisión de Asuntos Internacionales que presido.

3) A pesar de que la información sobre lo tratado en esa reunión ha sido muy escasa, lo poco que ha llegado a los ciudadanos uruguayos en España no nos hace felices. Podemos estar equivocados en nuestras apreciaciones, por ello nos gustaría que usted, pueda aclararnos el panorama. Queremos saber si al comprometerse nuestro gobierno a hacer un ‘inventario’ de los uruguayos que residen sin documentación reglamentaria en España y a analizar posteriormente una forma de regularización ¿no está cediendo derechos consolidados?

Pintado: Para todas las preguntas optaré por el mismo criterio desde una óptica personal, más allá de seguir reivindicando el tratado lo importante es que los uruguayos obtengan los derechos establecidos en el mismo aunque el nombre sea otro. Dado que no solo Uruguay es el país que reclama condiciones para sus nacionales y nosotros debemos pensar en nuestros compatriotas.

4) El estudio ‘caso por caso’ que haría la administración española no da garantías al día de hoy ni soluciones a futuros inmigrantes. Quisiéramos saber para Informe Uruguay, su opinión a este respecto.

Pintado: Debemos considerar dos capítulos diferentes uno para los que actualmente residen y otro para los que emigren.

5) ¿Ha seguido usted en contacto con representantes de fuerzas políticas españolas por este tema?

Pintado: Con el PP está en contacto el diputado Trobo con el BNG estoy yo, aunque retomaremos el contacto luego de la reunión que ha tenido Cancela con los representantes de todos los partidos.

6) Hasta ahora el gobierno español había dicho que no reconocía la vigencia de dicho Tratado pero ahora resulta que lo reconoce y pasa a aducir que lo que no puede es pasar sobre tratados firmados posteriormente. ¿cree usted que esta vuelta de tuerca juega a favor o en contra de los intereses uruguayos?

Pintado: Tendríamos que hacerla jugar a nuestro favor y creo que en eso estamos.

7) En la reunión que mantuvo la Comisión de Alto Nivel supuestamente se consideró que 5 tribunales superiores de distintas comunidades españolas habían fallado determinando la vigencia al Tratado de 1870 (en realidad son más de veinte sentencias y una del Tribunal Supremo) y el Gobierno español dice haber interpuesto un Recurso de Casación ante el Tribunal Supremo cuyo fallo acataría ‘sea cual sea el resultado.¿Conoce usted ese recurso y cuando fue el mismo interpuesto?

Pintado: Estoy al tanto del recurso pero no conozco el texto, si se que acatarían el fallo del Supremo, lo que representa un cambio porque antes no se recurría para evitar que el Tribunal Supremo laudara.

8) Si se llegara a un acuerdo en la forma de regularizar a los uruguayos que actualmente residen sin documentación en España, ¿cree usted que podría invalidar de alguna forma la vigencia del Tratado?

Pintado: No porque lo seguiríamos reivindicando

9) En vista a estos acontecimientos ¿que mensaje enviaría usted a los uruguayos en España?

Pintado: Que sigan unidos y movilizados además de pendientes, con confianza de que quienes estamos en el país no solo queremos el mejor resultado sino que estamos trabajando para que nadie se tenga que ir del Uruguay.

10) ¿Quiere usted agregar algo más?

Pintado: Además de mandarles un abrazo decirles que más que los nombres que tengan las cosas lo importante son los contenidos; a esos hay que prestarles atención.No alcanza con tener la razón (si no ¿porque este lío con la Argentina?), por lo tanto debemos ser concientes de nuestro peso en el concierto internacional, no para resignarnos sino para actuar con mucha inteligencia ya que actuar por la fuerza no es el camino, por dos razones; porque no estamos de acuerdo en imponer nuestra razón por la fuerza y porque no tenemos poderío para hacerlo.

-----------------.-

ENRIQUE PINTADO, Representante Nacional por el Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio-Nueva Mayoría por el departamento de Montevideo. Es Presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales, Presidente de la Comisión de Deportes, Vicepresidente por Uruguay en la Comisión Parlamentaria Conjunta del MERCOSUR, Prosecretario de Asamblea Uruguay y ex dirigente sindical de la salud habiendo sido Srio. Gral. Adjunto de la FUS, Pte. de AFCASMU y miembro del secretariado del PIT CNT desde 1980 (clandestinidad) hasta 1994, año que ingresó al Parlamento.Estudiante de la Facultad de Ciencias Sociales de la UDELAR en la carrera de Ciencia Política que circunstancialmente ha abandonado.Hincha de Peñarol y simpatizante del Fénix , seguidor de la murga Diablos Verdes y de Kanela en lubolos.Diputado por Asamblea Uruguay, Frente Amplio desde 1995 y actualmente suplente de Senador.

Graciela Vera, periodista independiente,

Almería, en el sur del norte, a 9 de mayo de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres